Visuel rubrique
DESCUBRIR EL CENTRO

El origen del automóvil

 

El Centro de Vigo es una de las plantas terminales del Grupo PSA en la que se desarrolla todo el proceso de producción de un vehículo, comprendiendo cuatro unidades: Embutición, Ferrage, Pintura y Montaje.

Embutición

 

El taller de Embutición representa el inicio del proceso de fabricación de un automóvil. Aquí la chapa, enrollada en grandes bobinas, es transformada en las diferentes piezas que compondrán la carrocería del vehículo.

 

Embutición consta de dos sectores: el de corte, formado por tres líneas que cortan la chapa en grandes formatos, según las piezas a embutir; y el de embutido propiamente dicho, donde llegan las chapas cortadas para que las grandes prensas, dispuestas en 8 líneas, presionen sobre ellas dando la forma a las piezas más grandes, como paneles laterales, techos o pisos. Otras líneas de prensas se encargan de las piezas más pequeñas.

 

Ferraje

 

Aquí, las distintas piezas de chapa se unen, mediante soldadura láser o por puntos eléctricos, para conformar la estructura del automóvil, la carrocería del vehículo. Se trata del sector más automatizado del Centro.

 

Para unir las chapas se emplea, en la mayoría de casos, el sistema de soldadura por puntos eléctricos. Un robot presiona las dos piezas a unir mediante dos pequeños electrodos de sección circular. Con el paso de la corriente entre los electrodos, las chapas se calientan y se funden.

 

Este taller fabrica también subconjuntos de piezas y carrocerías ensambladas para la exportación de colecciones CKD.

Pintura

 

En el taller de Pintura, cada carrocería recibe, inicialmente, tratamientos específicos (fosfatación, cataforesis y estanqueidad) para hacerla lo más resistente posible frente a los agentes atmosféricos y mecánicos. Estos tratamientos le confieren a la carrocería una garantía anticorrosión de 12 años. Posteriormente, las carrocerías adquieren el color definitivo y brillante gracias a la aplicación de bases coloreadas y barnices.

 

Montaje

 

Existen en la actualidad dos líneas de Montaje independientes y polivalentes, en las que se ensamblan seis modelos diferentes. Cada una de ellas está formada por tres talleres con cometidos muy específicos: primera terminación, órganos mecánicos y segunda terminación, donde el automóvil queda listo para rodar.

 

Montaje concentra a la mayor parte del personal, si bien se han automatizado con robots aquellas tareas más pesadas e incómodas o aquéllas que exigen una gran precisión.

 

Colecciones

 

Este taller no forma parte del proceso secuencial de producción de un vehículo pero representa un volumen importante de la actividad  del Centro. Cada día, la planta produce y exporta vehículos despiezados, en colecciones de piezas, a otras plantas de diferentes países en los que el Grupo tiene fábricas propias o en colaboración y que constituyen zonas prioritarias de desarrollo. Son los CKD (Completly Knocked Down) y PaP (Pieza a Pieza).

 

El CKD (Completly Knocked Down) es un kit completo despiezado de componentes de automóvil con el que se fabrican 24 unidades por lote.

 

Además, el Centro de Vigo también suministra piezas sueltas, actividad llamada PaP (Pieza a Pieza), en cantidades equivalentes a las unidades de consumo.

 

Logística

 

Para hacer frente a todas las actividades de la planta, el Centro dispone de un sistema logístico de vehículos y componentes en el que todo está milimétricamente planificado. Se trata de disponer del producto requerido (piezas, subconjuntos, etc.) en el momento, la cantidad y el lugar necesarios, abasteciendo a los talleres en cada etapa del proceso de fabricación.

 

Algunos suministros se realizan en síncrono, lo que supone que en muy poco tiempo el proveedor debe fabricar, transportar y entregar el componente a pie de línea para ser montado en el vehículo correspondiente. La organización industrial tiene como objetivo realizar el proceso de fabricación de cada vehículo en 7 días laborables.